Bajamares

Bajamares

Ya a la venta en Amazon pinchando aquí y en librerías.

Roque Espino es un pequeño islote deshabitado rodeado de bajíos y de farallones como agujas que aparecen y desaparecen con las mareas. La navegación por sus aguas es una trampa mortal en la que han zozobrado muchas embarcaciones.

El islote necesita de un farero para prevenir los naufragios, pero nadie quiere ese trabajo. En el Roque solo hay arena y rocas, lagartos, el cementerio donde se han ido enterrando los marineros muertos que a lo largo de la historia han ido dejando las bajamares, y soledad.

Un joven decide solicitar el puesto y pasa allí toda su vida sin volver jamás a tierra firme. Solo se relaciona con el barquero que le trae las provisiones, y con su «otro yo» que descubre —o que intuye— en su interior.

Para no perder el lenguaje, encarga a tierra firme un gran diccionario enciclopédico ilustrado cuyos tomos estudia durante toda su vida. La enciclopedia es su único vínculo con el resto del mundo.

Más información en: https://antoniotocornal.com/bajamares/

Nº de páginas: 236
ISBN: 978-84-121037-3-1
Formato: 150 x 220 mm Rústico fresado

Antonio Tocornal (San Fernando, Cádiz, 1964) cursó estudios de Bellas Artes en Sevilla y, tras varios años en París, se instaló definitivamente en Mallorca. Sus cuentos cortos han sido premiados en más de treinta certámenes, entre los cuales se encuentran algunos de los más prestigiosos en castellano. Su primer libro publicado fue la novela La ley de los similares en 2013.

Su novela La noche en que pude haber visto tocar a Dizzy Gillespie (editorial Aguaclara, 2018) fue finalista del XLVII Premio Internacional de Novela Corta «Ciudad de Barbastro» en 2016 y ganadora del XXII Premio de Novela «Vargas Llosa» en 2017.

Más información en su página de autor: www.antoniotocornal.com

Descripción

Roque Espino es un pequeño islote deshabitado rodeado de bajíos y de farallones como agujas que aparecen y desaparecen con las mareas. La navegación por sus aguas es una trampa mortal en la que han zozobrado muchas embarcaciones.

El islote necesita de un farero para prevenir los naufragios, pero nadie quiere ese trabajo. En el Roque solo hay arena y rocas, lagartos, el cementerio donde se han ido enterrando los marineros muertos que a lo largo de la historia han ido dejando las bajamares, y soledad.

Un joven decide solicitar el puesto y pasa allí toda su vida sin volver jamás a tierra firme. Solo se relaciona con el barquero que le trae las provisiones, y con su «otro yo» que descubre —o que intuye— en su interior.

Para no perder el lenguaje, encarga a tierra firme un gran diccionario enciclopédico ilustrado cuyos tomos estudia durante toda su vida. La enciclopedia es su único vínculo con el resto del mundo.

 

Más información en: https://antoniotocornal.com/bajamares/

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Bajamares”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies y Política de Privacidad, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies